Entrenamiento funcional

Este entrenamiento está orientado a mejorar las funciones diarias y a aumentar la calidad de vida de quienes lo practican. Son ejercicios multiarticulares y multimusculares que buscan desarrollar la inteligencia del movimiento humano.

La diferencia fundamental entre un entrenamiento funcional y un entrenamiento convencional es que el primero no está orientado a la competición de ningún tipo sino que está fundamentalmente destinado a mejorar la salud y el bienestar general. Los entrenamientos clásicos solían centrarse en ejercicios aeróbicos generalizados sin tener en cuenta las necesidades concretas de las personas que los realizaban. Sin embargo, con el Entrenamiento Funcional, buscamos el máximo provecho a su cuerpo y a sus movimientos.

Este entrenamiento incorpora lo mejor de cada campo del fitness, teniendo en cuenta la fisiología y la biomecánica funcional del cuerpo humano, la neurociencia y las leyes físicas aplicadas a cada movimiento corporal. De este modo, los ejercicios se realizan a partir del estudio detallado del funcionamiento del cuerpo de la persona y sus condiciones individuales, con lo que permiten obtener resultados optimizados. Por ello, aunque se puede hacer en grupo, se recomienda llevarlo a cabo de forma individualizada con un entrenador personal.

De este modo, además de mejorar capacidades físicas como la fuerza, la velocidad o la resistencia, con el entrenamiento funcional también se trabajan otras capacidades importantes para nuestro día a día como la agilidad, la movilidad, la estabilidad, la coordinación o el equilibrio , corrigiendo también nuestra postura corporal.

Lo bueno de este tipo de ejercicios es que no se realizan con máquinas complejas sino que se pueden hacer con materiales mucho más sencillos (pelotas, mancuernas, cintas,TRX,bosu…) sin ser por ello menos efectivos y que, además, resultan muy entretenidos para quienes los realizan.

El entrenamiento funcional es la herramienta ideal para la mejora del nivel de juego en toda actividad física que requiera un buen nivel de control del movimiento. Deportes como el golf, tenis, artes marciales, padel, danza o cualquier forma de actividad deportiva o profesional que implique el desarrollo preciso de una correcta técnica del manejo del cuerpo se verán beneficiadas.

Volver a Servicios Volver a Inicio